Crónica de la manifestación y concentración del domingo 19.

Nos han enviado una crónica, (y posterior reflexión) de la manifestación que hubo por las calles de Ciudad Real el domingo pasado y que luego terminó en concentración frente a la plaza de torturas. Agradecemos a la gente que se tomado las molestias de escribir este y otros textos.

La movilización del domingo estaba convocada por la Asociación Cultural Antitaurina de Ciudad Real y apoyada por decenas de colectivos más, y consistiría en una manifestación que terminaría frente a la plaza donde estarían asesinando a los toros. Estaríamos concentrados allí hasta que terminasen y salieran.

Antes de la hora de inicio ya había gente esperando que empezase la manifestación. Vimos como se repartían panfletos a gente que participaba en la movilización, pero también a personas que pasaban por ahí y con las que la mani se iba cruzando.

Durante el recorrido se iban gritando consignas casi todo el rato, pero es cierto que los tambores de la batucada impedieron que algunas se oyeran claramente. Ya desde el principio la policía estuvo hostigando; secretas que seguían a las personas que iban repartiendo panfletos, dirigiendo la manifestación, etc.

Una vez cerca de la plaza nos colocamos frente a una de sus salidas para continuar gritando. A mitad de la concentración y cuando ya había salido algo de gente sacaron por la puerta principal a dos de los asesinos de esa tarde. Ya las provocaciones habían sido constantes, pero ahí  fueron a más: insultos, burlas e intentos de agresiones por parte de los y las que salían de ver torturar y asesinar 6 toros. Se terminó con la lectura del manifiesto y con el grito de ¡tauromaquia abolición!

Además de lo que ha sido la crónica en sí de lo que paso, queremos contar cómo nos sentimos yo y la persona con la que fui, creemos que es importante compartir también esta parte de nuestros actos.

Sobre si fue mucha o poca gente no tenemos mucho que decir, comparado con movilizaciones parecidas las 200 personas que más o menos fueron están bien. Pero sí que es verdad que es poca gente si tenemos en cuenta el número de personas que dicen estar por la abolición de la tauromaquia en esta ciudad.

Pensamos que es necesario un debate y una reflexión sobre dónde y cómo convocar. Lo que ha pasado este año nos desmuestra otra vez más como las leyes están hechas para proteger los intereses de unos pocos. El Ateneo Taurino de aquí convocó, fuera de plazo, unas concentraciones delante de la plaza para evitar las que desde colectivos contra la tauromaquia pudieran hacer. En niguno de los tres días se concentró nadie. La actitud de la policía fue también la de siempre, chulesca y represora con nosotras y de colegueo y buenas palabras con los taurinos. Pudimos ver como se llevaban a un chico que participaba en la concentración y que lo que hizo fue acercarse, sin salir de nuestra zona, a un hombre que nos amezaba e insultaba a todas. Sin ambargo no fueron pocos los taurinos que se metieron dentro de la concentración. No nos sentimos seguras ni cómodas rodeadas de hombres y mujeres armadas y a su vez con cientos de aficionados a la tortura alrededor nuestro.

Tampoco comprendemos que se lleven batucadas a manifestaciones que se hacen mientras en ese mismo momento se está asesinando a animales a pocos metros. Le da un ambiente festivo y de celebración a un acto que debería ser de rabia, e impide además que se puedan oír nuestros gritos.

Sí que nos gustó ver que en el día grande la plaza ni mucho menos se llenó y como los dos días anteriores lo hace a un cuarto y a un tercio. Y más ver como los autobuses van a recoger a la salida a la gente de los pueblos para llevarlos de vuelta, eso significa que la plaza no se llena ni con la gente de toda la provincia, ni regalando entradas a los alumnos de las escuelas taurinas.

Nos queda mucho por hacer.

¡Tauromaquia abolición!

 

 

This entry was posted in Análisis, Convocatorias, General and tagged , , , . Bookmark the permalink.